Proceso de elaboración del vino tinto | Casa Pablo
17010
post-template-default,single,single-post,postid-17010,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
Proceso de elaboración del vino tinto

El proceso de la vinificación del tinto

El proceso de elaboración del vino es un auténtico arte milenario que ha ganado complejidad y perfección con el paso de los años pero, en esencia, conserva los pasos fundamentales con un mismo punto de partida: la fermentación de la uva.

Veamos cómo es el proceso de elaboración del vino tinto paso a paso desde el momento en el que se recoge la uva hasta que podemos disfrutarlo en una copa.

Proceso de elaboración del vino tinto

Pese a que cada bodega tiene sus peculiaridades, los pasos del proceso de elaboración del vino tinto son iguales para todas ellas:

Vendimia y despalillado

La vendimia también forma parte de la elaboración del vino ya que es muy importante seleccionar la uva en su punto de maduración idóneo para contar con la cantidad de azúcares necesaria.

Tras la recogida, se procede al despalillado. Un trabajo 100% manual, mediante el cual se separan las uvas de la parte verde del racimo.

 

proceso de la vinificación del tinto

Estrujado

Con las uvas sueltas y dispuestas, se procede a romper las pieles (hollejo) para extraer su zumo. El estrujado se realiza por presión controlada, ya que no es conveniente romper las semillas de la uva para evitar un extra de amargor en el zumo. Además, el hecho de mantener este primer extracto en contacto con las pieles ayuda a facilitar el proceso de maceración.

Fermentación y maceración

Una vez extraído el primer jugo, tanto el mosto como los restos de uva se trasladan a un depósito para comenzar el proceso de fermentación. En este paso, los azúcares propios del zumo evolucionarán hasta convertirse en alcohol.

Por último, se dará la maceración: el zumo inicial comienza a aportar al futuro vino aspectos tan importantes como color, aromas o los taninos propios de la mezcla.

Fermentación Maloláctica

Tras el prensado de la mezcla anterior se produce otra fermentación en la que el ácido málico se transforma en ácido láctico. Un proceso con el que se busca eliminar cierta acidez del vino antes de comenzar con la crianza.

Trasiego, clarificación y filtración

Antes de que el vino repose, es necesario:

  • Trasiego: cambiar el caldo de recipiente, con vistas a que se oxigene pero también a eliminar cualquier rastro sólido.
  • Clarificación: un proceso químico natural con sustancias orgánicas que ayudan a condensar cualquier impureza.
  • Filtrado: no se realiza siempre, pero contribuye a eliminar cualquier impureza.

 

Crianza

La crianza tiene como objetivo afinar los matices y aromas del vino. La duración de la crianza determinará su abanico de aromas y matices. Un tiempo que otorgará la personalidad a un determinado caldo para hacer de él un Crianza, un Reserva o un Gran Reserva.

Embotellado

El último paso del proceso de elaboración del vino es el embotellado que, además, forma parte de su crianza. Durante este periodo, el vino se estabiliza hasta conseguir el equilibrio necesario en sus matices.

Sin comentarios

Escribe un comentario